lunes, 9 de febrero de 2009

No a la intervención militar, sí al intervencionismo demográfico

Parece que a Obama le gusta ir a las causas de los problemas de los estadounidenses, que en opinión de ellos mismos, siempre estan fuera de sus fronteras (los malos siempre son “los otros”). Por eso ha decidido dejar de gastar balas en eliminarlos (a los otros), cuando puede “disparar” abortos (entiéndase disparar tal como lo usamos en México: “te disparo un refresco”, “dispárame la comida ¿no?”).

En efecto, a pesar de ser una mala jugada a los grupos conservadores que lo apoyaron con reticencia por su largo historial de apoyo a medidas pro choice, el pasado 23 de enero, muy recién había tomado el cargo, Obama derogó -sin presencia de la prensa, por aquello de la popularidad- la normativa que impedía que empresas, fundaciones o individuos financiaran en el extranjero clínicas de planificación familiar que brindaran cualquier servicio vinculado al aborto, desde la propia intervención quirúrgica, hasta asesoramiento, consultas, servicios y tratamientos tras la interrupción del embarazo.
¿Es que Obama aun cree que mientras “menos burros, más olotes” de la teorías maltusianas o que quizá los niños no planeados incorporan a sus genes, uno criminal? No lo sé.

Mientras tanto Charmaine Yoest, presidente de Americans United for Life, declaró: "Cuando nos levantamos cada mañana con una crisis financiera, es un insulto al pueblo estadounidense financiar la industria del aborto". ¿Será acaso una industria lucrativa o puro altruismo en medio de la crisis?

2 comentarios:

Benjamín Jiménez dijo...

Solo una acotación, la normativa impedía que el gobierno federal de EUA financiara empresas, organizaciones, fundaciones o individuos. No les impedía a estas financiar si así lo decidían. No hay que olvidar que en varios estado de EUA el aborto es permitido, así que sería un poco extraña una normativa así.

Martxele dijo...

¿Cómo? ¿Qué dijiste? Yo cité el periódico tal cual y todo parece indicar que el Gobierno de EUA impidió anteriormente a organizaciones, fundaciones e individuos finaciar el aborto FUERA de ese país. No sé si esos grupos reciben fondos federales -la nota periodistica no lo dice-, pero si es así, me parece pior (pior, que es peor, que peor).
Sí, ya sé que en muchos estados de EUA la ley permite el aborto, eso por ahora me tiene sin cuidado. Lo que hago notar es que me parece una forma de imperialismo el que Obama promueva el aborto en otros paises.
Saludos